La responsabilidad civil en el Código Civil

El Código Civil es el cuerpo legal que regula sustancialmente las materias jurídicas civiles. En el caso de España, dicha regulación de carácter común se promulgó en el BOE núm. 206 del 25 de julio de 1889, que, con muchas modificaciones, sigue vigente hoy día. En el art. 1902 del Código Civil, dice exactamente: “El que por acción u omisión causa daño a otro, interviniendo culpa o negligencia, está obligado a reparar el daño causado”.

Este hecho, por tanto, exige a toda persona a responder por sí misma o por aquellas de quienes se deba responder, tal y como indica el art. 1903 del mismo texto (los padres por los hijos, los tutores por los tutelados, los dueños o directores por sus empleados o dependientes, etc.).

Esta exigencia al causante del daño, llamada responsabilidad civil (abreviada frecuentemente como RC), suele suponer en primera línea una indemnización económica o en caso de disconformidades, un posterior enfrentamiento judicial. En cualquiera de los casos, por lo tanto, dicha responsabilidad puede significar un notable desembolso de dinero que ponga en peligro el patrimonio personal o la viabilidad de una empresa.

Ante estos grandes problemas derivados de daños causados a terceros, estas contingencias se pueden garantizar con un seguro que responda llegado el caso. Aspectos tan diferentes como una travesura infantil o una negligencia de una gran multinacional conllevarán una consecuente indemnización, que sin duda variará en función del daño causado. De ahí que sea necesario hablar siempre de los diferentes tipos de Responsabilidad Civil.

Los tipos de responsabilidad civil.

Puesto que la responsabilidad civil difiere según cada caso, existen diferentes maneras de hacerla frente. En este sentido, al pensar en un seguro de responsabilidad civil, hemos de considerar siempre el siguiente aspecto clave: ¿A quién cubre: a mí, a mi empresa o a las personas a mi cargo?

• Para una familia, lo ideal será contratar un seguro de responsabilidad civil para particulares. Con él quedarán cubiertas las indemnizaciones derivadas del daño que causen el asegurado, las personas o los animales a su cargo.

• El Seguro incorpora una garantía de RC con cobertura, de acuerdo con lo establecido en las condiciones del contrato, para todos los integrantes del hogar, incluso en el caso de que la familia cuente con una mascota de una raza no declarada cómo peligrosa.

• Un seguro de Responsabilidad Civil para empresas o autónomos protege frente a los daños a terceros ocasionados en el desempeño de la actividad empresarial o comercial. Para cubrir este tipo de contingencias contamos con el Seguro RC Pymes y Autónomos que, conforme a lo determinado en las condiciones del contrato,

• Los seguros de Responsabilidad Civil para Gerentes y Administradores ofrecen cobertura para proteger el patrimonio personal de éstos, así como las consecuencias económicas derivadas de posibles procesos de defensa. Para cubrir la Responsabilidad Civil del Gerente también contamos con la protección de la póliza RC Administradores y Directivos que, atendiendo a lo establecido en las condiciones del contrato, además de la RC del Gerente cuenta con coberturas diferenciales tales cómo RC Corporativa o Prácticas de Empleo que la sitúan entre las mejores opciones del mercado •

Un seguro de Responsabilidad Civil de caza y pesca tiene como objetivo indemnizar los daños a terceros derivados de esta actividad, que en algunos casos han llegado a producir hasta la muerte. En este caso podemos ofrecer una póliza RC de Caza en la que, conforme a lo determinado en las condiciones del contrato, el cliente puede elegir entre una opción “Básica” con las coberturas que exige la Ley o bien con una Cobertura “Ampliada” en la que se cubren contingencias tales como: Accidentes Corporales ( <65 años="" ),="" daño="" a="" las="" armas="" de="" caza,="" muerte="" de="" los="" perros="" de="" caza,="" asistencia="" sanitaria="" y="" defensa="" jurídica="">

Seguro de Responsabilidad Civil Profesional

El desempeño de una actividad económica como autónomo o empresario conlleva una serie de responsabilidades.

 

No puedes controlar todo lo que pasa a tu alrededor, pero sé que puedes protegerte de las adversidades y accidentes que puedan afectar a tu empresa y a tu figura de empresario, contratando para ello un seguro de responsabilidad civil, bien sea general bien sea profesional.

 

Te explico los beneficios que tiene la contratación de ese tipo de seguros, según tu actividad empresarial.

 

Son muchas las cosas que debes tener en cuenta para mantener en regla tu negocio, pué tanto si eres una pyme como se eres un autónomo, estar al frente de un negocio conlleva una serie de obligaciones y tus eres responsable de forma directa e indirecta de todo lo que ocurra.

 

Por lo que es mejor cubrirte las espaldas con un buen seguro para evitar futuros problemas. Estoy hablando de los seguros de responsabilidad civil, que cubren los riesgos derivados por la responsabilidad civil, recogida en el Código civil artº 1902 dónde se especifica claramente que "El que por acción u omisión cause daños a otro, interviniendo culpa o negligencia está obligado a reparar el daño causado".

 

Este seguro cubre los daños materiales y personales producidos a terceros ya sea ejerciendo su actividad profesional o siendo propietario de un bien.

 

Ejemplo: Un tendero vende un producto en mal estado y su cliente sufre una intoxicación alimentaria.

 

Una panadería tiene el suelo en mal estado, un cliente se tropieza y se rompe la pierna. En ambos casos, el empresario debe asumir y reparar el daño produce do, ya sea de forma directa o indirecta.

 

Suponiendo que los autónomos del ejemplo no tuviesen un seguro de responsabilidad civil contratado, el tendero tendría que cerrar su negocio y la panadería desembolsar una ingente cantidad de dinero a su cliente.

 

Vicente Parra

Seguro de Responsabilidad Civil para Drones de uso Comercial

El Real Decreto-ley 8/2014,de 4 de Julio ,emitido por la Jefatura del Estado contiene la actual normativa temporal que regula el uso de drones-RPAs como aeronaves con uso profesional o comercial. seguro Obligatorio de Responsabilidad Civil por los daños que se puedan general a terceros como consecuencia del uso del dron, tanto personales como materiales de acuerdo con el contenido regulado por Decreto-Ley 8/2014 Articulo 50, incluido su uso comercial (aeronaves no tripuladas pilotadas por control remoto),para uso civil. Uso Dron para trabajos técnicos como inspecciones, fotografia, fotogrametria,video.

 

Uso Dron para trabajos cientificos. Uso dron para Vuelos de prueba de desarrollo Etc Capital asegurado en función del peso de la aeronave, 300.000 € para aeronave con peso menor de 25 kilos. 900.000 € para aeronaves de más de 25kilos. En el caso de que utilices tu dron para ocio o fines deportivos la exigencia del seguro para dron se regulará por la normativa vigente para aeromodelos.

 

Vicente Parra

¿Qué hacer si se sufre un accidente en una via pública?

Muchos accidentes ocurren como consecuencia de obstáculos en la vía pública que causan daños materiales y personales importantes a los usuarios.

 

Lo primero que debemos hacer si sufrimos un accidente por estas causas es llamar a la policía local o guardia civil a fin de que elabore el Atestado en el que conste la causa del accidente, como por ejemplo un desperfecto en la acera u otro obstáculo que no debiera encontrarse ahí o debiera estar correspondientemente señalizado, como puede ser el caso de unas obras.

 

Si se han sufrido lesiones se ha de acudir inmediatamente al Servicio de Urgencias para peritar los posibles daños sufridos. Una vez realizados estos dos pasos debemos determinar si la responsabilidad corresponde a la Administración Pública como entidad encargada del correcto estado de las vías que por su territorio discurran, así como individualizar a cuál de ellas le corresponde el mantenimiento de la vía en concreto donde se encontraba el obstáculo, por ser la competente de dicho mantenimiento.

 

Una vez concretado tal extremo, podemos iniciar la reclamación patrimonial correspondiente frente a la Administración directamente competente, donde procederemos a reclamar los daños personales y materiales sufridos de forma a la vía judicial contenciosa-administrativa.

 

Vicente Parra