Los seguros de comunidades

El Seguro de Comunidades tiene como objeto asegurar el todo de un edificio: la estructura, la fachada, las instalaciones eléctricas, el suelo, las puertas, las ventanas…

 

Para ello el Seguro de Comunidades cuenta con una serie de coberturas básicas (incendio, explosión, caída de rayos, humo, fenómenos eléctricos, vandalismo…) y coberturas opcionales, como el envío de profesionales (servicios de fontanería, cerrajería…) y la reparación y reposición de daños por acción del agua.

 

En cuánto a los casos en los que podemos reclamar los daños al constructor, es importante que tengamos en cuenta el calendario fijado por Ley.

 

El primer año posterior a la construcción podemos reclamar todo los elementos de acabado de la obra.

 

Los tres primeros años posteriores a la construcción podemos reclamar el incumplimiento de requisitos relacionados con la habitabilidad del edificio.

 

Dentro de los diez primeros años posteriores a la construcción podremos reclamar todos los desperfectos de la obra que afecten a la cimentación, las vigas, los soportes… A partir de ahí no podremos acudir al constructor en caso de problemas y tendrá que ser la propia comunidad de vecinos la que se haga cargo de los daños.

 

Vicente Parra